Plantas Suculentas y Cactus Exóticos

Cultivar plantas suculentas y cactus es complicado si no conoces los requisitos adecuados de suelo, luz solar y riego. Pero puedes hacer que las suculentas trabajen para ti, ¡solo necesitas saber la forma correcta de cuidarlas!

Bienvenido a SuculentasyCactus.net donde encontraras y conocerás una amplia variedad de especies representativas y el cuidado de plantas suculentas y cactus exóticos, hermosos y llamativos.

A través de información práctica aprenderás a cultivarlas, cuidarlas y diseñar tu hogar o jardín como todo(a) un profesional.

Suculentas Y Cactus

Las suculentas, con sus formas llamativas, colores inusuales y reputación de cuidado fácil, son elementos de diseño fantásticos para jardines al aire libre y jardines bajo techo. Ya sea plantado en masa, como cobertura del suelo o acentos de jardín, presentados en contenedores y terrarios.

Las plantas suculentas tienen mucho que ofrecer a los paisajistas y jardineros domésticos. Su versatilidad y apariencia llamativa hacen que las suculentas sean perfectas para proyectos, contenedores y jardines únicos.

Tipos de Plantas Suculentas y Especies Representativas

Hay tantos tipos de plantas suculentas, elegir lo mejor para tus necesidades e intereses únicos puede ser un desafío. ¿Qué tan grandes crecen? ¿Cuánta luz solar necesitan? ¿Qué pasa con el riego? ¿Pueden quedarse al aire libre en invierno? Y obviamente ¿Cómo se clasifican?

La clasificación de las variedades de suculentas sigue este orden:

Reino > División > Clase > Orden > Familia > Género > Especie

Para la mayoría de nosotros los aficionados estos últimos tres son más que suficientes:

  1. La Familia: Es donde se agrupan distintos géneros con sus características comunes.
  2. El Género: Es donde se agrupan las especies similares. Suelen ser pocas, e incluso una única especie.
  3. La Especie: Es el nombre de la planta suculenta en cuestión.

He aquí algunas de las especies representativas de plantas suculentas más populares; o haz clic aquí para ver la lista completa de los géneros de plantas suculentas en las que tenemos una página más detallada.

¡Ayuda a Tus Cactus y Suculentas a Lucir Increíbles!

A continuación encontrarás los mejores recursos para ayudarte a cultivar magníficos cactus y suculentas.

¡Cultivar suculentas no tiene que ser difícil!

¡Estoy aquí para ayudarte a simplificar y hacer que tu experiencia de crecimiento en plantas suculentas sea relajante y sin estrés!

¿Que Son las Plantas Suculentas?

En botánica, las plantas suculentas, también conocidas como plantas de hojas carnosas, son plantas con partes espesas, carnosas y congestionadas, generalmente para retener agua en climas áridos o condiciones del suelo. La palabra suculenta proviene de la palabra latina sucus, que significa ‘jugo’ o ‘savia’. Las plantas suculentas prosperan en áreas soleadas y bien drenadas con muy poco mantenimiento.

Si bien las suculentas incrementan en notoriedad, la gran parte de las personas todavía no están conscientes de la gran variedad y belleza de estas plantas. Con suerte hoy, te daré una idea mucho más certera de que son las plantas suculentas.

¿Qué diferencia tiene una suculenta de otros tipos de plantas? A medida que las suculentas continúan creciendo en popularidad, más jardineros se preguntan qué hace que sus plantas gordas favoritas se destaquen entre la multitud.

Las suculentas se diferencian de otros tipos de plantas en términos de características físicas y necesidades ambientales. Estas características distintivas hacen que las suculentas y los cactus sean únicos en el mundo de las plantas.

Las plantas suculentas son aquellas plantas que almacenan agua en sus hojas gruesas. Estas hojas son por lo general gruesas y carnosas, pero algunos géneros y especies tienen las hojas más gruesas que otras.

Las plantas suculentas usualmente prosperan en los climas secos y claramente no les gusta mucho la humedad. Como con cualquier otra variedad de planta, el riego apropiado y de manera adecuada le asegurará el mejor crecimiento y floración.

Plantas de hojas carnosas

Así como necesitan agua para sobrevivir, también pueden soportar largos períodos de sequía, dependiendo del agua y los nutrientes que se almacena en sus hojas. Si sus raíces duran demasiado tiempo expuestas en el agua, empezarán a pudrirse y morirse.

Muchas de las suculentas prefieren temperaturas más cálidas y no soportan la congelación. Gracias a el agua almacenada en sus hojas, la congelación de sus hojas a menudo provocará que se muera la suculenta.

Algunas especies como las sempervivums y las sedums son capaces de aguantar bajas temperaturas, y siempre están mejor en temperaturas mucho más cálidas. Las temperaturas extremas, así como la falta de agua o luz solar a menudo pueden provocar un cambio de color para las suculentas.

Las suculentas suelen «sonrojarse» o a cambiar su tono de color cuando reciben una descarga, como más luz solar de la que están acostumbradas. En general, cuando las suculentas están faltas de luz solar, se ponen opacas o verdes. Cuando se ruborizan por completo, varían su tono de color desde naranjas, rosas y púrpuras hasta casi el negro y rojo.

Una de las características sorprendentes de las suculentas es su habilidad de propagación fácil. Si bien algunos géneros de plantas suculentas se propagan más fácilmente que otras, muchas logran sembrar nuevas suculentas a partir de una hoja que se ha caído al suelo. Algunos ponen retoños nuevos a medida que crecen.

¿Cuál es la Diferencia entre Suculentas y Cactus?

¿Cuál es la diferencia entre cactus y suculentas? Cactus (cacto es el plural latino de cactus) es simplemente una suculenta que puede almacenar humedad, pero se coloca en una categoría separada (Cactaceae). En cambio las suculentas son plantas que almacenan agua en sus jugosas hojas, tallos o raíces y en los brazos, por lo que pueden sobrevivir bastante tiempo sin ser regadas y resistir sequías periódicas.

Los cactus suelen tener estructuras chicas, redondeadas y con forma de almohadón llamadas areolas en las que el cabello y las flores logran prosperar. Las areolas usualmente se parecen a bultos diminutos, esponjosos, de algodón en el cuerpo del cactus. El cactus es la única planta que tiene la capacidad de sentarse en una ventana por donde entra el sol resplandeciente, magnificada a través del cristal.

Los cactus usualmente poseen una piel gruesa y dura y rara vez tienen hojas. Si una suculenta no tiene nada de estas particulares de manera notable, entonces no se consideraría un cactus.

Diferencia entre Suculentas y Cactus

Las suculentas no pertenecen a una sola familia de plantas, pero están representadas en más de 40 familias botánicas que se distribuyen por todo el mundo e incluyen parientes cercanos de la pointsetta, geranium, lily, grape, amaryllis, crassula, daisy, milkweed.

Si bien los cactus son, por definición, Plantas suculentas, a menudo se hace referencia por separado de otras suculentas. Las suculentas incluyen una amplia variedad de géneros y especies y, por lo tanto, vienen en una variedad de colores, formas y texturas. En Wikipedia se puede encontrar una lista más completa de plantas que entran en la categoría de suculentas.

Por lo general, cuando la mayoría de la gente piensa en las suculentas, piensan en hermosas Echeverias, Sempervivums, o incluso Senecio Rowleyanus. Pero esos hermosos cactus diminutos también son suculentas.

Cactus proviene de la palabra kaktos (planta espinosa), utilizada por los antiguos griegos para describir una especie que resultó no ser un cactus sino un tipo de alcachofa. 2000 años después, Linneo (el clasificador de plantas) adoptó el nombre de Cactaceae para abarcar un grupo de plantas cuyos rasgos peculiares incluían tallos carnosos que servían para almacenar agua, coberturas espinosas o peludas y pocas hojas, si es que tenían alguna.

Cómo Cuidar a tus Suculentas al Aire Libre

Las suculentas son excelentes plantas de interior, pero también pueden agregar un toque exótico a su jardín al aire libre.

Suculentas y cactus exterior

1. Elige un lugar soleado:

Dale a tu suculenta mucha luz solar de forma natural.

2. Asegúrate de tener un suelo apropiado:

¿El suelo de tu suculenta drena bien? De lo contrario, rellena la parte inferior de la maseta donde se encuentra el hoyo con arena o grava para aumentar la capacidad de drenaje. Muchas suculentas son víctimas de la podredumbre si no las colocas en el sustrato correcto.

Si es necesario regar, hazlo con agua directamente sobre la base de la suculenta para mantener sus hojas secas. Riega abundantemente hasta que el sustrato esté lo suficientemente húmedo. Déjalo secar antes de su próximo riego.

3. Trae tus suculentas adentro en el invierno:

Muchas de estas plantas suculentas exóticas no les viene bien el frio del invierno. Si vives en un área que tiene un invierno muy fuerte o por debajo de las temperaturas de congelación, puedes trasplantar fácilmente a una maseta o contenedor para que puedas colocarla en interiores si riesgo a que le pase algo.

Sin importar el tipo de la planta suculenta que escojas, asegúrate de regarla adecuadamente y será una adición interesante para tu hogar o jardín.

Cómo Cuidar tus Suculentas en Interior

Si prefieres cultivar tu planta suculenta en el interior de tu hogar, necesitarás lo siguiente:

Suculentas y Cactus Interior

1. Planta tú suculenta en una maceta que tenga donde drenar:

A las suculentas no les gusta estar en sustrato un húmedo constantemente. Como las plantas estan acostumbradas a las altas temperaturas y poca humedad, pueden pudrirse, contraer enfermedades o morir si se riegan demasiado o con frecuensia. Existen las macetas con ranuras que permitiran el drenaje y ayudaran a prevenir la acumulación de agua por el riego excesivo.

2. Usa sustrato para suculenta o tierra para buen drenaje:

Usar el tipo adecuado de sustrato ayudará a que tu suculenta prospere de manera correcta. Debido a que las suculentas no les gusta el riego en exceso, el uso de un suelo que drene mejor mantendrá a tus plantas suculentas adecuadamente húmedas sin hacerles daño.

3. Mucha luz solar:

Las plantas suculentas y cactus provienen de climas cálidos y secos y adoran la luz solar abundante. A pesar de que se mantendran inactivas en la temporada de invierno y requerirán menos luz solar, la mayoría de estas plantas suculentas, necesitaran cuando menos un día completo de luz solar, dependiendo de la suculenta que hayas elegido.

4. Riega abundantemente, pero no con mucha frecuencia:

El riego en exceso puede ser un problema para tus suculentas. Regar todos los días y dejarla con el sustrato humeda matará a tu suculenta. Suministra a tu planta suculenta una buena cantidad de agua una vez a por semana aproximadamente (y varíael riego según la variedad). Revisa el suelo para ver que se seca entre cada riego.

5. Mantén una temperatura cálida:

A las suculentas les gusta estar entre unos 70-80 grados en los meses de verano y en unos 50-60 grados de temperatura en los meses de frió en el invierno.

Beneficios de Cultivar Suculentas en tu Hogar

El famoso filósofo romano Marcus Tullius Cicero dijo una vez: «Si tienes un jardín y una biblioteca, tienes todo lo que necesitas». Eso es porque mientras una biblioteca puede alimentar tu mente, la naturaleza puede alimentar tu alma. Puedes traer una parte de la naturaleza a tu hogar introduciendo plantas de interior suculentas fáciles de cultivar.

Beneficios suculentas y cactus

Estas plantas, que almacenan agua en los tallos y las hojas, son populares para crecer en interiores debido a sus muchas ventajas. Aquí hay siete beneficios de cultivar suculentas en su casa:

1. Iluminan tu casa en cualquier clima

Las plantas suculentas son muy populares gracias a su aguante y gran capacidad de prosperar en una extensa variedad de climas. En la naturaleza, uno puede encontrar estas plantas creciendo en prácticamente cualquier clima: desde los acantilados litorales y bosques frescos hasta los desiertos secos y cordilleras frías. En tu casa, progresan en ambientes de temperatura ambiente. Además de darle un verde exótico a tu espacio en cualquier estación del año, también florecerán en su temporada, dándole un toque colorido tu hogar.

2. Ayudan a purificar el aire de tu hogar

El este artículo «Plantas de aire y agua limpios para ambientes interiores» se narra la exploración de la NASA manipulando plantas en un Hogar Bio. La investigación apunta que las plantas suculentas logran eliminar muchos compuestos orgánicos volátiles (COV) del mismo aire. Las suculentas despiden vapor de agua, y esto a su vez crea una acción de bombeo que lleva al aire descompuesto y contaminado hacia las raíces de la misma suculenta. Esta convierte todos estos desperdicios en suministros vegetales, filtrando y depurando así el ambiente de tu hogar.

3. Optimizan la humedad de tu hogar

Dado a que las suculentas libran agua, logran mejorar la humedad que hay en tu casa. El incremento de esta humedad, a la misma vez, puede mejorar problemas de salud habituales dentro de la que caben:

  • Resfriados comunes
  • Dolor de garganta
  • Tos seca
  • Picazón en la piel seca

4. Aumentan el oxígeno fresco de tu entorno

En contraste a la mayoría de las plantas, las suculentas no liberan dióxido de carbono en la noche. En cambio, ellas siguen originando oxígeno. Esta descarga incesante de oxígeno refresca el aire de tu casa, presumiendo, por supuesto, que tengas ninguna alergia a las plantas. Es muy buena idea poner tus suculentas en las habitaciones donde creas necesario tener algo de aire fresco adicional, como en la cocina o inclusive en los baños.

5. Mejoran tu enfoque

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informan que el 11 por ciento de los niños tienen TDAH. Muchos adultos y niños también tienen problemas menos graves con la atención. Pero como Richard Louv describe en su libro de 2005 Last Child in the Woods, que introdujo el concepto de trastorno de déficit natural, la exposición regular a la naturaleza, incluso en forma de plantas de interior, puede ayudar a los niños a concentrarse mejor.

6. Pueden aumentar la tolerancia al dolor

Puede parecer absurdo sugerir que la mera presencia de una planta puede frenar tu dolor, pero la idea ha obtenido cierto apoyo de la investigación en terapia hortícola realizada por la Universidad de Kansas. Esta investigación encontró que los pacientes parecían necesitar menos medicamentos para el dolor cuando tenían plantas en sus habitaciones de hospital.

7. Mejoran la memoria

La investigación en psicología realizada por la Universidad de Michigan revela muchos beneficios cognitivos para interactuar con la naturaleza, ya sea que eso signifique caminar en un parque, cultivar plantas en tu casa o incluso simplemente mirar fotografías de flora. De hecho, se demostró que la retención de memoria mejora hasta en un veinte por ciento después de que los sujetos pasaron una hora en la naturaleza. La mejora de la retención de memoria conduce a un mejor desempeño laboral y escolar, por lo que es una buena idea colocar las suculentas en tu estudio o biblioteca, tu oficina en el hogar o en cualquier habitación donde tus hijos generalmente hacen su tarea.

Opinión

El diseño de un jardín con una variedad de plantas suculentas y cactus es ideal en lugares templados, cálidos, pero también fríos. Las suculentas suelen ser muy tolerantes a la sequía, ya que tienen hojas gruesas que utilizan para almacenar la humedad. A medida que almacenan agua en sus hojas, pueden soportar mucho tiempo al sol con muy poca agua.

Si eres una persona que no está en casa muy a menudo, ya sea por trabajo o por una vida ocupada, las suculentas pueden ser las plantas adecuadas para ti. Requieren muy poca atención y pueden durar mucho tiempo.

Estas plantas también son excelentes para agregar vitalidad y estructura a tu hogar. A veces, es posible que no puedas tener un jardín afuera. Afortunadamente, puedes cultivar algunas de estas suculentas en contenedores sin problemas.

A la mayoría de las suculentas les va muy bien en climas cálidos con pleno sol. Pero querrás prestar atención a las temperaturas que pueden tolerar.